YO SOY TU FUTURO #STOPNIÑOFOBIA

STOPNIÑOFOBIA, y se desata el caos en el mundo virtual. Que si los padres tienen la culpa, que si los niños deben estarse calladitos y quietecitos, que si voy a un hotel es para no aguantar ciertas cosas, que si por ser padres nos creemos mejores que los demás… bla bla bla.

¿De verdad creéis que el problema son los niños? ¿De verdad?

No, en la mayoría de casos no lo son.

El problema eres tú, soy yo y somos todos, los adultos. 

El problema somos nosotros y nuestra incapacidad para encontrar el equilibrio (ni todo vale, ni los niños a la hoguera). Somos nosotros y nuestro amor por los extremos. Somos nosotros y la poca tolerancia que mostramos ante los demás. Somos nosotros y nuestra falta de empatía. Somos nosotros y el poco sentido común que nos queda.

 

Los niños son los adultos del futuro. Son NUESTRO futuro, el de todos, el de los que somos padres y el de los que no lo sois, el de la gente que quiere ir con sus hijos a todos sitios y el de los que no quieren ver a los niños ni en pintura. Los niños de hoy serán los médicos que nos atiendan cuando no podamos vivir por nosotros mismos, serán los bomberos que cuiden nuestro planeta, los científicos que encuentren por fin la cura para esa enfermedad, los profesores, barrenderos, tenderos, agricultores, psicólogos, ingenieros.. del día de mañana. ELLOS son el mañana. Hasta ahí todos de acuerdo ¿no?

Pues entre todos estamos haciendo a esos niños, adultos aún más INTOLERANTES que nosotros. ¿Estás seguro de prohibirles la entrada? ¿Eso es lo que les queremos enseñar? Puede que mañana sean ellos los que te la prohiban a ti. A mayores de edad, a jubilados, a homosexuales, a mujeres solteras, a amas de casa, a hombres o mujeres divorciados… ¿Por qué no? Han crecido en una sociedad donde se prohibía ser algo que por naturaleza hemos sido todos, NIÑOS.

Porque espera… el problema es que son niños, ¿no? Porque si el problema es que hay algunos niños maleducados, más adultos maleducados me he cruzado yo en mi vida. Más momentos incómodos me han hecho pasar personas con más de 18 años que niños de 5. ¿Algunos niños molestan? Sí. ¿Algunos adultos molestan? MÁS. No creo que sea la condición de ser niño lo que hace que moleste, si no la educación que se les da o qué narices, el día que tengan (que levante la mano el adulto que no ha mandado a freír espárragos a alguien en un tono más elevado de la cuenta en un mal día, pues ellos también los tienen).

Aún así soy de las que piensan que con niños no se puede hacer de todo ni ir a todos sitios, pero por los niños, no porque el de al lado haya tenido un mal día y no aguante ni media. Porque no voy a llevar a mi hija a un restaurante a cenar a las 11 hasta las 2 de la mañana, por ella, porque no son horas para un bebé ni un niño. Ni le voy a dejar gritar en los pasillos de un hotel según las horas de descanso que sean. Ni le voy a dejar corretear en un bar arriba y abajo con camareros pasando con platos calientes con los accidentes que puede generar.

Y ¿sabéis por qué no haría todo esto? Porque RESPETO A LOS DEMÁS. Porque respeto al que, en vez de ir al mediodía al restaurante que sabe que van familias, va a las 11 de la noche porque quiere estar mas tranquilo. Al que va a un hotel a relajarse y quiere dormir la siesta. Al camarero que trabaja y no tiene que temer por derramar esos platos sobre mi hija. Les respeto a todos, y así es como explicaré a Sofía el por qué uno no puede hacer lo que quiera, cuando quiera y como quiera, aunque sea una niña.

Pero en lugar de enseñarles a respetar a los demás, les estamos enseñando a no pasar ni una.

dscn3852.jpg

Mi conclusión es que no todo vale por ser niños, siempre que se pierda el respeto a los demás, no vale. Más aún cuando esos niños necesitan aprender a respetar también. Pero a su vez, pelearnos por niños sí o niños no, esta demostrando que lo que no sabemos es, como decía mi querida Mónica de Madresfera, CONVIVIR.

Los niños son niños, no muñecos, y hasta cierto punto tienen que expresarse como tales. No pongas el grito en el cielo por una voz más alta en un momento determinado, por una rabieta inesperada (los padres son los que menos quieren que pase esto, no van a ningún sitio con la idea de a ver a cuántos podemos fastidiar hoy la comida), por un golpe que te den jugando sin querer, aprende a ser más tolerante hoy con ellos y, con suerte, ellos lo serán el día de mañana contigo.

Vamos a vivir más y quejarnos menos.

Relájate y respira, igual algunos niños tampoco quieren aguantarnos a nosotros 😉

Marta.

 

 

10 ideas sobre “YO SOY TU FUTURO #STOPNIÑOFOBIA”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: