¿Suerte o trabajo?

Hace unos días estuve en un evento en el que se compartió un vídeo donde los entrevistados decían que la suerte no existía, que todo lo podías lograr si trabajas lo suficiente (destaco que este evento iba para padres e hijos). Describían como cobardes o vagos a aquellos que achacaban a la suerte el no llegar donde se quiera laboralmente. Y ahí se abrió el debate en mí. Yo no pienso así, ¿soy la única?

Sabéis, si me conocéis un poquito ya, que creo en el trabajo, la constancia y el esfuerzo por encima de todo. De hecho, nunca he tenido una inteligencia por encima de lo normal y con sudor y muchas lágrimas me he sacado las ingenierías que tengo a día de hoy. Tampoco es que tenga cualidades físicas de nacimiento increíbles y me he preparado para correr una media maratón con muchas horas de entreno o he bailado ballet con todas sus horas de esfuerzo de por medio.

Creo que la constancia y el trabajo son LA BASE para conseguir metas. Sin ellos, no vas a ningún sitio.

PERO de ahí a decir que todo es trabajo y que con trabajo se consigue todo lo que te propongas… Lo siento pero no. Sabéis que soy positiva, pero también soy realista. Si todo dependiera del trabajo de uno mismo, ¿por qué sólo hay un Cristiano Ronaldo? (para poner un ejemplo que todos conocemos) ¿Es que nadie más se ha esforzado tanto como él? Permitidme que lo dude. ¿Por qué solo hay un Steve Jobs? ¿Es que nadie ha trabajado tan duro? Y así con miles de ejemplos. ¿Por qué sólo hay algunos que gozan de lo máximo de sus categorías? ¿De verdad es porque han trabajado más que nadie?

Me da miedo alimentar la mente de Sofía de estas frases y que al final, no llegue donde quiere. Quizá porque apunte demasiado alto, quizá porque al final no estaba ahí su camino, quizá porque no pudo por mucho que ella lo intente… y que su autoestima piense que es porque no se ha esforzado lo suficiente. Porque por vivir con esa idea en la cabeza está el mundo lleno de gente frustrada. 

Con esto no quiero decir que no debas luchar por lo que quieres, NO. De hecho yo sigo a día de hoy luchando a diario por conseguir lo que quiero. Creo que el trabajo dignifica, que nos hace sentirnos realizados y que, al trabajar duro, cuando recoges los resultados es aún más gratificante si cabe.

Creo que hay más factores. Creo que además del trabajo de las personas influye la suerte. O llámalo de otra manera. Puede que tengas un don para hacer lo que haces (no con trabajo se consiguen ciertas cosas), que tengas contactos que te ayuden en el mundo en el que quieras entrar, que tengas dinero (oh sí, el dinero sí que casi todo lo consigue), que estés en el momento adecuado en el lugar adecuado, que no te cruces con gente que vaya a machacarte o que te cruces con quien te va a solucionar la vida… Creo que, igual que la vida no es blanco o negro, el conseguir objetivos no es suerte o trabajo.

Y yo pienso trabajar duro y sin descanso como hasta ahora. Que gracias a eso a día de hoy tengo todo lo que tengo. Y oye, que si no creéis que la suerte influya, ¡ya me quedo yo con ella y la gasto por vosotros!

¿Vosotros qué pensáis? ¿Crees que es bueno mandar este mensaje a los niños?

Sonríe, la verdadera suerte es seguir vivo un día más.

Marta

 

8 ideas sobre “¿Suerte o trabajo?”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: