Demasiado lista para ser SOLO madre.

Tenía que poner ese título. Aunque la palabra escogida por quien me dijo esa frase fue “inteligente”. Y es que hubo un día hace poco que me desahogué en mi Instagram sobre el cansancio psicológico al que me encontraba sometida en ese momento. Y, además de recibir algunos comentarios diciéndome que me quejaba mucho o que tenía depresión, leí este que me dejó blanca.

Como ya sabéis yo he aparcado mi vida laboral para cuidar y criar a Sofía. Es una decisión tomada en familia, en pareja y con la cabeza fría. Es una decisión a la cual le estoy cada día más agradecida. Pues bien, esta chica en cuestión me decía que debería replantearme el volver a trabajar y dejar a la niña en una guardería porque “eres una chica demasiado inteligente para ser solo madre”.

No sabría decir por qué me dolió tanto esa frase, que a pesar de todo creo que no iba en contra de mí (al menos no me tomo ninguno de mis comentarios así). Pero de repente dije, ¿demasiado lista para ser solo madre? ¿Hay algún sitio donde también tengamos que medir nuestro intelectual para saber si podemos ser solo madres o tenemos que dedicarnos a otra cosa? ¿Nos dejarán algún día tranquilas por fin?

Y de hecho, bajo mi punto de vista (y con ello no quiero criticar a quien no lo hace, yo sólo juzgo mi vida), soy demasiado lista sí. Porque estoy haciendo el trabajo más importante que existe, criar a los niños del presente que serán nuestro futuro. Porque no eres menos inteligente si decides quedarte en casa para cuidar de tus hijos. Ni mejor ni peor. Eres tú y tus circunstancias.

Yo he decidido renunciar a cosas por llenar mis días de ella. Por ser yo la que vea sus primeras veces. Por ser yo la que le prepare cada día de comer, la que controle sus citas médicas, la que le cambie cada pañal y la que le duerma cada noche. He decidido ser yo la que la lleve a pasear por las mañanas y le enseñe el mundo. La que le está enseñando a andar, la que conoce todas sus manías y la que sabe todos sus horarios. La que intentará educarla desde el amor, el respeto y la confianza.

He decidido ser yo la que viva cada segundo de su día en sus primeros años. Y me considero muy inteligente, sí, por eso lo estoy haciendo. Porque ninguna empresa me va a pagar nunca tanto como me está dando ella. Porque nadie me va a devolver estos años si me los pierdo. Porque merece la pena acabar agotada cada noche si eso significa otro día jugando sin parar.

Hemos luchado mucho por poder trabajar, por la igualdad y por todo. Lo sé y lo agradezco. Pero si en este siglo una mujer con muchos estudios a sus espaldas decide ser SOLO MADRE, se merece serlo con todo el respeto del mundo. Porque al final es un trabajo, el más duro y el más bonito que existe. Porque al final ser madre no es solo, ES TODO.

Sonríe, tus hijos serán más felices.

Marta.

31 ideas sobre “Demasiado lista para ser SOLO madre.”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: