La otra cara de las redes sociales

El Domingo me pasó algo que necesitaba contaros. Subí a Instagram un video de Sofía que se estaba quedando dormida mientras le dábamos de comer. El vídeo era un amor, y así lo vio la mayoría de gente. Nosotros lo hicimos sin conocimiento, simplemente porque queríamos que comiera algo más. Sin embargo, unas cuantas personas me dejaron comentarios y me enviaron otro tipo de mensajes, y necesitaba escribir sobre ello.

Dar de comer a un bebé que se está quedando dormido es peligroso. Yo no lo sabía, obviamente, y me asusté mucho cuando leí sobre ello. Cuando eres padre/madre haces todo con buena intención, y jamás harías algo que pudiera hacer daño a tu hijo. Puede bronco aspirar y se puede ahogar.

La desinformación que tenemos nos hace cometer errores, a todos. Y hay algunos errores que pueden costarnos más de un susto, que pueden hacer mucho daño cuando nuestra intención esta muy lejos de ellos. NO DEIS DE COMER A UN BEBÉ SI SE ESTÁ QUEDANDO DORMIDO. NUNCA. Que igual nadie lo hace y fuimos nosotros los únicos que cometimos ese gran error, pero si hubiera pasado algo, jamás me lo perdonaría.

Ahora voy con la otra lección sobre esto, algo que creo que también nos dan las redes si nos abrimos a ellas con buenos ojos:

  • Hay gente dispuesta a ayudar. No te tomes a mal los comentarios que sólo quieren sacarte de un error. Si estás a la defensiva y piensas que todo va contra ti, no podrás disfrutar de lo maravilloso de las redes sociales, aprender de otras personas.
  • Acepta que todos cometemos errores. Pensar que somos perfectos es ridículo. Todos cometemos fallos y, casi todos, sin quererlo. Por desinformación como decía antes, y no pasa nada. Hay que aprender de ellos y seguir.
  • Actúa. Tanto si eres una persona “influyente” como si no, si tienes información en tu poder que puede llegar a mucha gente, comparte. Quien quiera leerá tus consejos, quien no quiera no lo hará. Pero puede ser que estés ayudando a tu vez a muchas personas con tus palabras.
  • Da ejemplo. Si vais a mi perfil de Instagram ya no veréis el vídeo. ¿Por qué? Porque es algo peligroso, algo que no debe hacerse, algo que está MAL. Y casi nadie lo vio, todo el mundo veía lo que yo, lo graciosa que estaba Sofía así. Debemos dar ejemplo a todos los que nos siguen. No debemos promocionar cosas que sean nocivas, malas para la salud o que puedan ser peligrosas. Tienes una responsabilidad con el mundo y, si sabes que algo está mal, no lo pongas.

En resumen, la información es poder. Si ves a alguien cometiendo un error peligroso, puedes hablar. SIEMPRE desde el respeto, seguramente a quien le hables no sabe que lo está haciendo mal y hacerlo mal con nuestros hijos, duele, pero puedes ayudarles.

Desde aquí, gracias a quien se preocupó por nosotros. A quien me ayudó a mejorar. A quién me dio más herramientas para hacer este camino tan complicado de la mejor manera.

Sonríe, queda gente dispuesta a echar una mano.

Marta.

12 ideas sobre “La otra cara de las redes sociales”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: