¡La familia crece!

Hoy os traigo un post muy especial. Hoy siento que la vida es aún más bonita que hace unos días.

Cuando nos quedamos embarazados de Sofía, sentimos que no debíamos esperar para contarlo. Ya sabéis que los miedos en el primer trimestre son muy grandes. Que las dudas de si todo estará bien, si todo saldrá bien, si seguirá adelante, te acompañan. De hecho, ya este miedo podrá transformarse en otros pero no, el miedo no te abandonará nunca más.

Y al hablar de cuándo deberíamos contarlo… Carlos fue claro al respecto. “Si algo va mal, irá mal. Y lo contaremos en ese momento igualmente, porque no somos de esconder cosas, somos naturales. Vamos a vivir esto con ilusión y ganas desde el primer momento, y que la vida diga qué pasa después”.

Y tiene razón. Toda la del mundo. Así que aquí me tenéis… Contando también desde el primer día… ¡Que #miniGR está en camino!

Empieza la aventura…

Ahora estamos intentando bajar de la nube. Intentando no tener ese miedo. Estamos abrazándonos mucho, sonriendo mucho y soñando despiertos. Y bueno, yo estoy intentando sobrevivir a los maravillosos síntomas del primer trimestre… ¡Pero eso es cosa de otro post!

Gracias por estar aquí para compartir una historia más de nuestras vidas. Una de las más bonitas.

DSCN8832DSCN8874DSCN8885.jpg

Sonríe, la vida nos ha regalado un pedacito de magia.

Marta

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: