#yolohevisto. Visitamos la fábrica de Aneto

Hoy os traigo el resumen de la visita que tuve el placer de realizar junto con otras dos bloggers y dos chicos ganadores de un sorteo, a las instalaciones de Aneto.

¿De dónde viene el producto?

IMG_0584

Lo primero que nos enseñaron fueron los campos de cultivo ecológicos. Se trata de un proyecto que tiene Aneto junto con una asociación en el que realizan una fantástica labor social a parte de empresarial. El proyecto consiste en insertar a jóvenes con problemas sociales en el mundo laboral. Enseñarles, acompañarles y guiarles, hasta conseguirles un puesto de trabajo y una formación social y humana maravillosa.

Vimos los huertos de primera mano, conocimos la necesidad de rotar los cultivos para la calidad de la tierra que utilizamos para plantar, tuvimos al alcance los puerros, cebollas y materias primas que posteriormente íbamos a ver en la fábrica.

IMG_0589IMG_0590

Y en la fábrica, ¿todo es tan natural como dicen?

Sí. Esta fue la parte que más me impresionó, todo es tal y como lo harías tú mismo en casa, pero a gran escala. Nos enseñaron las ollas con capacidad para tres mil litros de caldo. Vimos con nuestros propios ojos como echaban el pollo, las verduras (previamente trituradas para conseguir mayor sabor)… Y, por supuesto, pasando antes por un último control de limpieza y cuidado del producto, seleccionando sólo el producto de calidad.

IMG_0606

Pero entonces, si es natural… ¿Cómo se conserva?

Por la técnica más antigua de todas UHT. Un golpe de calor a una temperatura determinada durante un tiempo determinado y listo. Tienes tu caldo en perfectas condiciones durante nueve meses. Me parece fascinante que de verdad no lleve nada más. Ni aromatizantes, ni aditivos, ni conservantes, ni colorantes.

IMG_0602IMG_0597

¿Y las trazas de otros alimentos?

Una de las partes más interesantes del proyecto para mí fue la de la imposibilidad de encontrar trazas de otros alimentos en sus productos. Si el caldo es de pollo, jamás encontrarás trazas de marisco. Y viceversa.

No habrá problemas de alergias ni de contaminación. Se para toda la producción, se limpia, se esteriliza y se empieza con el siguiente producto. Una seguridad y tranquilidad total.

IMG_0593

Para acabar…

Por último estuvimos viendo la sección más industrializada, la sección de envasado. Como ingeniera me encantó ver la automatización del proceso, cómo pasaba por la línea de trabajo, como el brazo robot finalizaba… Es una gozada haber podido verlo en persona.

Deciros que de aquí he salido con ganas de experimentar con sus productos aún más, ya que creo que son una fuente maravillosa de opciones para hacer comidas saludables cuando no hay tiempo. Y sí, ¡como hecho en casa!

IMG_0614IMG_0618 copia

Y la gente. La buena gente es lo mejor.

Conocí a Lady Compostela y a Shootthecook, dos chicas que me llevo conmigo de este viaje como de lo mejorcito. Tenéis que visitar sus perfiles sí o sí. Andrea os hablará de recetas sanas en su instagram y de running y deporte como estilo de vida. Y Laura tiene un blog que es una delicia de ver. Me he quedado enamorada de sus fotos, de su estilo y de su forma de trabajar. ¡La veréis mucho en mis menús semanales!

Y vosotros, ¿sabiaís que Aneto era 100% natural? ¿Habéis probado ya la marca o confías en ella?

Sonríe, las cosas pueden hacerse bien, y mejor.

Marta

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “#yolohevisto. Visitamos la fábrica de Aneto”

A %d blogueros les gusta esto: