Día mundial de la salud #martarivasrius

Día mundial de la salud. Cuídate.

Porque la salud importa, porque la salud eres tú.

Ya sabéis lo importante que es para mí la vida saludable, así que en el día mundial de la salud no podía dejar de escribiros unas palabras.  Es uno de los pilares por los que vivo mi vida, y es uno de los pilares que me gustaría transmitir a Sofía.

La salud es lo más valioso que tenemos.

Y no me tiembla el pulso al escribir esto. O si no, para a pensar, ¿qué harías con todo ese dinero que ganas en tu trabajo si estuvieras postrado en una cama? Ni siquiera podrías ganarlo. ¿Qué harías con tus hijos si no tuvieras fuerzas para abrazarles o salir a jugar con ellos? ¿Qué harían ellos si se encontraran sujetos a alguna enfermedad?

La salud es algo que suponemos que debemos tener todos los seres humanos, y la realidad es que es algo tan efímero que puede esfumarse de un momento a otro. Y no, no siempre está en nuestras manos controlar lo que nos pasa, pero sí está en nuestras manos cuidarnos en la medida de lo posible. Por eso hoy quiero darte unos pequeños consejos para cuidar más de tu salud, y de la de los tuyos.

Cinco consejos que mejorarán tu día a día.

  • Responsabilízate. Pensar que da igual cuidarse o no, que al final te puede pasar cualquier cosa en cualquier momento, es intentar evitar nuestra responsabilidad sobre nuestra propia vida. Aceptar que nuestras acciones y nuestros hábitos influyen en nuestra salud es el primer paso para tomar consciencia de ellos y poder actuar en consonancia.
  • Dedica una parte de tu tiempo a la salud. Y aquí incluyo el cocinar en casa y saludable y el cuidarte con deporte y descanso. Necesitamos trabajar para vivir, pero si no nos cuidamos, esa vida no tendrá calidad. Dedica una parte de tus días a cocinar cosas saludables (no tienes por qué tardar mucho tiempo), haz algo de actividad física y descansa bien.

in celebration of trivia day • www.trivia.com.jpg

  • Disfruta de los beneficios. Si hacemos algo a disgusto, forzados, no podremos mantenerlo. Abre los ojos al bien que te hace ser sano y disfruta de tu vida así. Una vez que lo integres como algo que deseas de verdad y algo positivo, lo demás saldrá más fácil.
  • Ser flexible contigo mismo. No lleves la vida saludable al extremo, sobre todo psicológicamente. Puedes hacer cosas menos sanas de vez en cuando y no tienes que sentir culpa, malestar o que has fallado. Permítete VIVIR sin juzgarte.
  • Comparte tus logros y felicidad. En esta vida la felicidad compartida se multiplica y la tristeza compartida se divide. Si eres feliz con lo que haces/eres, compártelo. Ayuda a otros a sentirse mejor, a avanzar, a cuidarse, y tendrás aún más cosas bonitas en tus días. 

Al final siempre digo que pequeños detalles para cuidarte cada día marcan la gran diferencia de vivir sano o no.

Y si además, cuidas a tu familia a la vez, nada malo te vas a llevar.

Y para ti, ¿cómo de importante es la salud? ¿Sigues algunas pautas para mejorarla?

Sonríe, con salud todo es mejor.

Marta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: