Silla de paseo ¡ligera y cómoda!

¡Buenos días! Hoy os voy a hablar de la silla de paseo que tenemos para Sofía, el modelo OHlalà de Chicco.

Lo primero que buscábamos: ligereza

Sin duda este fue el motivo por el que quisimos dejar de utilizar la silla del trío que teníamos antes. La verdad es que nos iba genial, ningún problema, pero pesaba mucho y junto al peso de Sofía ya se hacía muy incómodo.

Cada día tengo que subir 4 escalones al llegar a casa y ya empezaba a hacerse un show cuando la peque estaba subida.

¡La silla OHlalà pesa solo 3,8 kg! Esto de verdad, es lo que me parece una pasada lo mires por donde lo mires. Cuando Sofía no está encima la llevo con una mano sin ningún tipo de esfuerzo y cuando está ella apenas noto los 3kg de más.

El plegado: que no ocupe espacio

Tenemos un coche muy muy pequeño (y no, no podemos permitirnos el cambiarlo), así que hay que adaptar las cosas que tenemos a él. La otra silla como ya os he dicho nos gustaba mucho, pero ocupaba todo el espacio del maletero, ¡todo!

La sila nueva se pliega en forma de libro, que al principio fue lo único no me gustó porque pensé que las de paraguas ocupaban menos. Pero cuando la tuve plegada supe que había sido un acierto, porque no ocupa casi nada. Mucho menos que una maleta y queda súper finita así que tampoco teníamos problemas con el espacio.

Además, se pliega muy fácilmente, yo ya lo hago con una sola mano (y tened en cuenta que soy de la rama de los torpes).

Qué nos gusta de la silla

Lo que más me gusta, el manillar. Casi todas las sillas de paseo tienen el manillar en forma de garrotes. No me gusta nada. Se me da fatal conducir las sillas cuando tengo que cogerlas así, sobre todo si solo puedo utilizar una mano, llamadme torpe.

Así que cuando vi y probé el manillar de esta silla me quedé enamorada. 

IMG_4957

IMG_4962.jpg

También me gustó mucho el acolchado del asiento y la peque está encantada con la silla (también porque es la novedad) y quiere ir ahora en carro a todos sitios, ¡cuando jamás lo ha hecho!

La cesta que tiene es bastante profunda así que nos cabe todo, las ruedas se montan y desmontan super fácil en caso de necesidad y también las puedes llevar bloqueadas en una sola dirección. Y la silleta totalmente inclinada es un gustazo a la hora de dormir los peques, porque se queda casi como una camita.

Lo único que hemos notado es que hace más ruido que la otra que teníamos por el tipo de ruedas pero, si os soy sincera, ¡Sofía se queda dormida con el traqueteo y no lo notamos! 😉

¿Estáis buscando una silla de paseo? ¿Qué cosas son importantes para vosotros?

Sonríe, seguimos compartiendo vida.

Marta

Deja un comentario. Al hacerlo, estás aceptando la política de privacidad de la web.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: