¡Vamos a Ikea!

¡Buenos días! Hoy vamos con un post de decoración y de ver vuestras respuestas a una pregunta… ¿Qué os contestan en casa cuando decís “vamos a Ikea”? 

Creo que no os lo conté, porque fue a principios de verano, con el embarazo, los sustos del principio y ya la parada vacacional, pero tuve la gran suerte de entrar en el club más molón del mundo: el de embajadores de Ikea. Así que de vez en cuando nos proponen cosas, nos lanzan preguntas, retos…

Una de ellas fue esa: saber qué les contestaban a nuestros seguidores cuando decían de ir a Ikea. ¡¡¡Me pasé una tarde entera riéndome de todas vuestras respuestas!!! Y es que la mayoría eran del mismo y tipo y, casi todas, de mujeres. Os dejo algunas de las mejores para que veáis conmigo:

“Salen corriendo siempre y se inventan otro plan… eso si, si ya quiero ir SI o SI recurro al soborno! jajaja”

“Mi marido pone mala cara y dice: si me compras antes un videojuego!”

“En mi caso es él quién dice de ir… y ya me preparo para no salir en todo el día”

“Jajajaja mi familia dice que no va, que es imposible salir de Ikea!”

“Antonio ni me contesta, se hace el sordo… Ikea? Qué es Ikea? Toma chocolate anda…”

“Es mi plan favorito! Aunque no vaya a comprar nada, tengo que hacer chantaje eso sí (emocional) jajajaj”

“Me dicen algo como…”OTRA VEZ?” Vamos 1 o 2 veces al año… jajajaj”

“Mi marido dice “venga vale, que con la Ikea Family me tomo el café gratis”

“Mejor la semana que viene… Pero claro, no sé si será del 2028”

“Con mi amiga

En mi casa hay dos situaciones:

  • Si es con mis padres, la respuesta automática de mi padre es: NO. Y es que si vamos mi madre y yo juntas… ¡qué peligro tenemos! Sobre todo por la de horas que podemos estar allí metidas, aunque no tengamos nada que comprar, simplemente por mirar las casas de exposición, las decoraciones, hablando de cómo pondríamos nosotros y, en general, soñando despiertas. Así que al final acabamos yendo, pero nos llevamos a mi padre detrás refunduñando.
  • Si voy con Carlos la cosa cambia. A él también le gusta, pero nos pone un presupuesto máximo antes de cruzar la puerta jajajaja. Y es que, aunque no necesite ningún mueble, me puedo dejar el dinero estrepitosamente en la zona de las cosas de casa. Decoraciones, vajilla, menaje, espejos… ¡Me vuelve loca! Eso sí, en el trato de Carlos de ir a Ikea incluye siempre que se tiene que comer un perrito al salir 😉

Así que aprovecho el post para enseñaros nuestras últimas compras en Ikea, esta vez online, ya que ya tienen disponible un punto de recogida en Jaén. 

El cuarto de “niña mayor” de Sofía.

No es que vaya a dormir ya sola, que quien sabe, pero queríamos cambiar ya su cuarto para que tuviera una cama de mayor. Ya os contaré más detenidamente como llevamos esto de intentar que duerma algún día allí, pero sobre todo teníamos claro que queríamos hacer cambios tan grandes mucho antes de la llegada del bebé, para así evitar más celos aún de los que se produzcan de forma natural.

IMG_4047IMG_3967

La cama es la típica de Ikea niños, el modelo Kura. Como sabéis es una cama/litera según si la pones boca abajo o boca arriba. Nosotros la pusimos en modo litera directamente para que el colchón de abajo quede a ras de suelo y sea muy fácil subir y bajar para Sofía sola, así como tener la tranquilidad de que si se cae de noche, apenas hay distancia. 

Además, decidimos comprar la tela que la convierte en “casita”. Esto ya fue pensando en como le gustaría más a Sofía la cama, cómo le llamaría más la atención e intentando que para ella el momento de las primeras veces durmiendo allí, pudiera ser un juego. ¡Y hemos triunfado!

IMG_3971IMG_3974

Me encanta como queda visualmente, da mucho juego cuando tienes un solo hijo y, además, me quita el problema de pensar donde meto la otra cama cuando el siguiente bebé tenga que dormir en ese cuarto también, ya que en esta casa en la que estamos ahora no tenemos más dormitorios. Aproveché también para comprar la funda nórdica de la cama con animales, que me pareció preciosa.

La otra compra que hicimos fue esta estantería para la cocina. Básica pero con el tamaño perfecto para meterla detrás de la puerta y que me va a sacar de más de un apuro. Además en estos productos Ikea tiene precios increíbles.

Captura de pantalla 2018-08-30 a las 8.20.39

Y a vosotros, ¿os gusta ir a Ikea? ¿Sois todos fans en casa o tenéis que convencer a alguien cuando toca?

Sonríe mucho, ¡Ikea mola!

Marta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: