¿Por qué es buena una rutina de Domingo?

¡Buenos días! Hoy vengo dispuesta a defender algo que siempre me ha gustado mucho y que, además, me ha resultado súper útil en todo lo relacionado con llevar una vida más saludable: tener una rutina de domingo.

Los domingos pueden ser maravillosos, hasta con rutina.

Y es que no os digo que el domingo deba ser un día de estar encerrado en casa, preparando cosas, sin parar de “trabajar” o sin descansar, ¡para nada! El domingo de hecho, es para terminar bien la semana y terminar de cargar pilas para lo que toca.

Sólo añade unos cuantos puntos a ese día.

Y es que, para mí, en domingo es básico hacer las siguientes cosas:

  • Disfrutar de tiempo en familia. Solo tu familia. A veces los fines de semanas con muy familiares, con más gente, con amigos, de salidas, de entradas, de recados y de fiestas. Pero el domingo por la mañana me gusta dedicar tiempo a disfrutar de estar los tres solos (¡pronto los cuatro!). Es un tiempo distinto, que con las prisas del día a día no solemos tener y que nos puede dar la vida. 

IMG_7464

IMG_7517IMG_4316

  • Planificar el menú semanal y la compra. Esto lo suelo hacer el domingo después de comer, antes de ponerme con la típica película de domingo y dormirme una buena siesta. Dejo escrito el menú semanal pegado en el frigo, su lista de la compra semanal correspondiente y ya me he quitado un gran peso de la mente.

 

  • Deja preparada algunas comidas. Esto lo hacía mucho cuando trabajaba fuera de casa. Ahora que tengo la libertad que trabajar en casa te da, no lo llevo tan a rajatabla. Pero para mí era necesario dejar cosas preparadas el domingo por la tarde para tener más tiempo entre semana. Por ejemplo: verduras cortdas, algún sofrito, una sopa, un guiso…. Cosas que luego se llevan mucho tiempo o nos da más pereza. 

 

  • Haz deporte o aprovecha para descansar. En mi caso, el domingo me gusta descansar. El deporte suelo dejarlo para el resto de la semana. Pero si, por trabajo o por horarios entre semana no te es posible, aprovecha esas horas extras que te está regalando el domingo y ¡a por todas!

IMG_6909.JPG

  • Mímate. También incorporo a la ducha algún paso más. entre semana las duchas son de un abrir y cerrar de ojos. Cinco minutos, con Sofía aporreando la puerta o Carlos llamándome desde el salón. Así que el domingo me cojo algunos minutos más, me pongo una mascarilla, aprovecho para depilarme o simplemente para dejar el agua caer un poco más.

 

  • Prepara tu semana. Ten una agenda o calendario y apunta todas las citas importantes y todo lo que tengáis que hacer en familia. Así pasará como con el menú semanal, despejarás tu mente y te sentirás mucho menos estresada.

IMG_6809.jpg

  • Descansa y baja revoluciones. Los lunes suelen ser duros, la semana suele estar llenar de cosas que hacer, recados, trabajo, prisas con los niños… Así que aprovecha el domingo por la tarde/noche para descansar y hacerlo todo más slow life. Despacito y sin prisas, que podáis sentir que estáis aprovechando ese día fuera del ritmo de vida que llevamos.

Os aseguro que tener una rutina de domingo, ha cambiado mis días. Sobre todo el comienzo de mis semanas, que son más relajados, más pausados, más organizados y, por tanto, más felices. 

No os olvidéis de sonreír, que sobran motivos.

Marta

Deja un comentario. Al hacerlo, estás aceptando la política de privacidad de la web.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: