Mascotas y niños: nuestra experiencia

¡Buenos días! Hoy vamos a hablar de un tema que interesa y preocupa a muchas familias: cómo es llevar una casa donde conviven niños y mascotas.

Nuestra experiencia: con un perro.

Nosotros teníamos a Kora antes de la llegada de Sofía. De hecho, ya llevaba casi 7 años con nosotros cuando ella llegó. Y era la mimada de la casa, la cuidábamos muchísimo y la atendíamos mucho. Así que tenía miedo de todo para cuando le tocase compartir casa con un bebé.

Cómo gestionamos su llegada.

Queríamos tener todo preparado para el momento en el que ellas dos se conociesen. Lo que hicimos fue que mis padres se llevasen a casa a Kora la noche del parto y, al día siguiente, le llevaron la primera ropita de Sofía, para que fuera conociendo su olor. Así que cuando se vieron por primera vez, no era la primera vez que la olía.

Y para el momento de verse, les dimos a mis padres las llaves para que nos esperasen en nuestra propia casa. Para que fuera Sofía la que llegase de fuera y no estar ya dentro esperándola y que Kora se sintiera mal al llegar y verla. Quizá son cosas absurdas, pero yo sentí que sería lo mejor para ese momento.

Y su reacción fue preciosa. Empezó a olerla, a acercarse, a querer estar con ella… Y durante las primeras semanas jamás se separó del lado de su cuna. Se tumbaba justo allí y no se separaba de ella.

DSCN7316DSCN7459DSCN7461

La limpieza y el cuidado: básicos.

Por supuesto, esto siempre, pero cuando tienes bebés o niños pequeños, más aún. Procurar tenerla siempre con el pelo más corto, para evitar que suelte tanto. Limpiarlos más a menudo, más concienzudamente. Y, desde el embarazo, darles las pastillas de desparasitar cada 3 meses, en lugar de 6.

Obviamente, tema de vacunas y demás siempre controlado. Y nosotros no le dejábamos que le chupase nunca. Ya sabemos que para los animales eso son “besos” o muestras de cariño, pero obviamente, no es higiénico, así que ella sabía que no podía hacerlo.

En cuanto al tema juguetes, casi nunca le ha dado por coger juguetes de Sofía, por no decir nunca, pero hay que tener especial cuidado y vigilancia por si acaso, para llevar una higiene más profunda.

Los problemas: cuando los bebés crecen.

Cuando Sofía era bebé todo era bonito para ella. Pero conforme crecía e iba cogiendo autonomía, llegaron los tirones de orejas, los tirones de rabo, los pellizcos… Nosotros intentábamos hacerle ver a Sofía que eso no se puede hacer, pero cuando son tan pequeños es complicado.

Hemos tenido mucha suerte con Kora porque tiene una paciencia infinita, pero me imagino que si el animal tiene menos paciencia, puede llevar a momentos violentos. Así que en esos meses en los que el bebé puede hacerle daño sin querer, procurar no dejarles solos nunca.

Mi mayor preocupación: menos tiempo para la mascota.

Lo que menos me gusta de tener a Kora una vez he sido madre, es que tengo mucho menos tiempo que dedicarle, mucho menos que el que se merece. Antes paseábamos todos los días tres veces y con paseos más que considerables.

Salíamos al campo a andar todas las semanas, corría libre, etc. Ahora la paseo cuando puedo, cerca de casa, y al campo vamos de higos a brevas. Nuestra casa es grande y la terraza también, pero no es lo mismo. Y me da pena por ella, por sus necesidades.

¿Tendría una mascota ahora si no tuviera a Kora? Sin duda, no. Al menos de momento y en estos años de tanta dedicación a los hijos. Sobre todo por el animal, porque el ritmo de vida no te permite darle todo lo que merece. Eso sí, amor y cariño jamás le faltan.

Y para hacerlo más fácil: LURVIG de IKEA.

Y bueno, como viene al tema, os enseño la última novedad de este Octubre de Ikea que me parece una pasada (y seguro que todos los que tenéis mascotas pensáis igual). Para que sea un poquito más fácil el que las mascotas sean uno más de la familia, con todas las comodidades que tenemos los humanos.

¿No os parece ideal? ¡Estoy deseando de comprarle un par de cosas de las que he visto que me encantan!

PH147898PH147905PH147911PH147912PH147916

Y vosotros, ¿tenéis mascotas e hijos? ¿Qué opináis del tema?

Sonríe, la vida es bonita con animales.

Marta

 

Deja un comentario. Al hacerlo, estás aceptando la política de privacidad de la web.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: